UA-65949411-1
SPORTS MACHINE PANAMA
Don't Miss

Llama olímpica llega a China para Juegos de Invierno Pekín-2022

La llama olímpica llegó a la capital de China para los Juegos de Invierno de 2022 en Pekín, trasladada en avión desde Atenas, Grecia, donde se dieron protestas por la situación de los derechos humanos en China.

Pekín, que será la primera ciudad en albergar Juegos de Verano y de Invierno, realizó una ceremonia de bienvenida para la llama en la Torre Olímpica, donde el público la podrá ver antes de que salga en una gira de exhibición.

La llama fue recibida en la ceremonia por un coro de niños, antes de ser trasladada a un pebetero construido especialmente por el secretario del Partido Comunista de la ciudad, Cai Qi.

Unos 2.900 atletas de 85 comités olímpicos nacionales competirán en los Juegos de Invierno del 4 al 20 de febrero de 2022.

La llama fue encendida el lunes en Atenas y transferida al día siguiente a los organizadores de los Juegos de Pekín.

El evento se realizó ante un público reducido por el coronavirus y, contrario a la tradición, no hubo un relevo de la antorcha en suelo griego.

Además, la ceremonia fue interrumpida por activistas que pidieron al COI aplazar el evento por el supuesto «genocidio» chino contra la minoría musulmana uigur y los tibetanos.

Los activistas desplegaron una bandera tibetana y una pancarta con la leyenda «no al genocidio». Una protesta similar se realizó el domingo en la Acrópolis de Atenas.

Cuando Pekín celebró los Juegos de 2008, el relevo fue interrumpido repetidamente por manifestantes en Europa y América del Norte.

Los organizadores de Pekín 2022 han presentado pocos detalles de sus planes, pero el COI ha dicho que la llama será expuesta al público en la torre «antes de partir a una gira de exhibición».

«Más cerca de los Juegos se realizará el tradicional relevo de la antorcha olímpica», señaló el COI, a poco más de 100 días de la apertura de las justas.

– Llamados a aplazar –
Defensores de derechos humanos y exiliados pidieron aplazar los Juegos, señalando que el gobierno chino practica represión religiosa, tortura, esterilización forzada y erosión cultural a través de la reeducación forzada.

Acusan al COI de ignorar lo que califican como una letanía de abusos en China, en particular en el Tíbet, el tratamiento de las minorías musulmanas y la represión en Hong Kong.

Los activistas dicen que al menos un millón de uigures y otras minorías han sido encarcelados en campos de la región occidental de Xinjiang, y han negado su derecho al culto religioso.

Los opositores republicanos en Estados Unidos pidieron un boicot de los Juegos, y Washington ha calificado el trato de los uigures en China como un «genocidio».

Tras negar inicialmente la existencia de los campos de Xinjiang, China luego los defendió como centros de entrenamiento vocacional dirigidos a contrarrestar el extremismo islámico.

También ha habido llamados para que atletas y gobiernos boicoteen los Juegos.

El presidente del COI, el alemán Thomas Bach, descartó un posible boicot, citando la neutralidad del organismo olímpico.

Bach, quien era esgrimista y fue víctima del boicot de los Juegos de Moscú-1980, insiste en que el COI ha abordado el tema de los derechos «dentro de nuestra jurisdicción».

«En estos tiempos difíciles que atravesamos, los Juegos Olímpicos de Invierno Pekín-2022 serán un momento importante para unir al mundo en un espíritu de paz, amistad y solidaridad», declaró Bach.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *