UA-65949411-1
SPORTS MACHINE PANAMA
Don't Miss

Buccaneers desvinculan Antonio Brown y aseguran que tenía alta médica

Tampa Bay terminó el contrato del receptor abierto luego de abandonar al equipo en su partido contra los Jets y responden acusaciones sobre lesión

Cuatro días después que el receptor abierto Antonio Brown se quitó el casco y saliera del campo durante el partido contra los New York Jets, los Tampa Bay Buccaneers terminaron su contrato, con efecto inmediato, anunció el equipo.

«Si bien Antonio recibió tratamiento en su tobillo y fue colocado en el reporte de lesionados la semana previa al último partido del domingo, recibió autorización médica para jugar por nuestro equipo médico antes del inicio del partido y en ningún momento durante el partido le indicó a nuestro personal médico que no podía jugar.

«Hemos intentado, en múltiples ocasiones a lo largo de esta semana, programar una evaluación de un ortopedista externo, sin embargo, Antonio no ha cumplido. Mantener la salud y bienestar de nuestros jugadores es de gran importancia para nuestra organización».

Brown y su abogado Sean Burstyn indicaron el miércoles que le indicó a los Buccaneers que estaba muy lastimado para seguir jugando con un tobillo lesionado, mientras el entrenador en jefe Bruce Arians negó tener conocimiento de la naturaleza de sus acciones, ni dijo que Brown se comunicó con él o el cuerpo médico que su tobillo lo estaba molestando.

Un oficial de los Buccaneers, sin embargo, dijo a ESPN que Brown estaba agitado al medio tiempo del partido del domingo contra los Jets por no recibir los balones en su dirección que estaba esperando y que tuvo que tranquilizarlo.

El abogado de Brown dijo que la lesión en el tobillo del receptor, y no los balones en su dirección, eran la fuente de la frustración de Brown.

El gerente general de los Bucs, Jason Licht, dijo a ESPN este jueves que Brown y su agente solicitaron la semana pasada que se garantizaran los 2 millones de dólares restantes en incentivos de su contrato para esta temporada y el equipo rechazó la solicitud.

En un comunicado emitido, Brown indicó que fue obligado a jugar con un tobillo lesionado y que requerirá cirugía, razón por la cual salió del partido del domingo de manera tan abrupta en el tercer cuarto.

Un portavoz de la NFL dijo a ESPN que Brown no estaría sujeto a un castigo de la liga por sus acciones durante el partido.

Molesto en la banca, Brown, quien había estado en el campo durante 26 jugadas, se quitó el jersey, su equipamiento, la camiseta y lanzó sus guantes a las tribunas. Después corrió pro las diagonales mientras ambos equipos estaban en el campo y saludó a los aficionados mientras se dirigía al vestidor.

Acusó a los Buccaneers de describir erróneamente sus acciones en el campo como un «problema mental» en lugar de una negativa a jugar debido al dolor.

Licht indicó que Brown no le dijo a nadie en el cuerpo médico de los Bucs el domingo que su tobillo lo molestaba antes o durante el partido.

Licht señaló que los Buccaneers hicieron «arreglos razonables» para cerrar este asunto a principios de la semana, si de hecho Brown tenía una lesión del partido y el receptor abierto se negó a cooperar.

Brown refirió el miércoles que se sometió a una resonancia magnética el lunes, revelando fragmentos de huesos rotos, un ligamento desgarrado del hueso y pérdida de cartílago. También dijo que los Bucs intentaron enviarlo con un «médico subalterno», en lugar de los que buscó en la ciudad de New York, incluyendo al Dr. Martin O’Malley en el Hospital para Cirugía Especial, donde había programado la operación. Asegura que los Bucs le dieron «un aviso de pocas horas para presentarse» y lo «ordenaron bajo pena de castigo».

Licht indicó a ESPN que los Bucs hicieron dos citas médicas en New York para Brown para poder colocarlo en la lista de reservas lesionados y pagarle por el resto del año y no se presentó a ambas citas. El equipo todavía podría haberlo puesto en la lista de reservas lesionados si Brown enviaba sus registros médicos, pero no respondió los mensajes de texto ni las llamadas, declaró Licht.

Licht refirió que los Bucs también podrían haber concertado esas citas en Tampa, pero sabían que Brown estaba en New York. Brown y su agente no enviaron a los Bucs la información médica de su visita al médico esta semana, dijo Licht, y todavía no ha devuelto las llamadas del equipo.

Este jueves por la mañana, Brown publicó capturas de pantalla en redes sociales de supuestos intercambios de texto con Arians del jueves 30 de diciembre y el viernes sobre el estado de su tobillo, describiendo la imagen en su publicación de Instagram con, «El coach dijo que nunca hablamos».

En otra publicación, Brown dijo que ninguno de sus compañeros sabía sobre la supuesta discusión con Arians.

«Mis hermanos han sido buenos conmigo. Desde Tom [Brady] hasta el equipo de prácticas, éramos una unidad de primer nivel», publicó Brown en su cuenta de Twitter. «Han sido buenos conmigo y no sabían nada de mis conversaciones con el coach la semana pasada. El equipo manejó mal esta situación. Me decepcionaron y, lo más importante, a mis compañeros».

También publicó una queja este jueves sobre un acuerdo con el entrenador de Brady, Alex Guerrero, y etiquetó a Brady en las publicaciones, diciendo «El chico de Tom Brady, Alex Guerrero, cobró 100,000 dólares por nunca trabajar conmigo. ¡Cómo trabajas con gente así! Esto es con lo que estaba lidiando». Publicó algo similar en Twitter, algo que más tarde eliminó, con «…debe ser parte de los planees de estos tipos desde el principio».

Brown sufrió primero la lesión de tobillo en la Semana 6 y se perdió cinco partidos. Después fue suspendido tres partidos luego que una investigación de la NFL encontró que entregó una tarjeta falta de vacunación contra el COVID-19.

Regresó en la Semana 15 contra los Carolina Panthers, atrapando 10 pases para 101 yardas recibidas. Pero también agravó la lesión y, como resultado, no participó en los entrenamientos del jueves y viernes la semana pasada y oficialmente fue reportado como cuestionable previo al partido contra los Jets.

Arians no estuvo en esas prácticas porque estaba en cuarentena en casa luego de dar positivo por COVID-19, pero se le mantuvo al tanto de todas las prácticas y el estado de todos los jugadores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.